jueves, 4 de junio de 2009

LA FAMILIA: UNA PROCLAMACIÓN PARA EL MUNDO

Una entrada que no puede faltar en este Blog es acerca de "La Familia: Una proclamación para el mundo."

Esta es una declaración que fue leída por el Presidente Gordon B. Hinckley el 23 de Septiembre 1995, durante la Reunión General de la Sociedad de Socorro, como parte de su mensaje.

En "La Familia: Una proclamación para el mundo" el Señor declara el propósito de la familia y su rol fundamental en el plan de Dios, además nos enseña cuales son las responsabilidades de cada integrante de la familia y cuales son las las advertencias para aquellas personas que no cumplen con sus responsabilidades familiares.

Cabe aclarar que esta proclamación no fue extendida solamente para los miembros de la Iglesia, sino que es una declaración de el Señor para todo el mundo, en ella se hace un llamado a todos los ciudadanos y gobiernos del mundo a ayudar promoviendo medidas que fortalezcan a la familia y la mantengan como la base fundamental de la sociedad.

Esta declaración es un elemento excelente para ser utilizado en las noches de hogar para analizarla como familia, es un excelente elemento misional para compartir con nuestros familiares y amigos, además es muy importante tenerla siempre a disposición para repasarla y recordar sus palabras.

En la revista Liahona de años anteriores salieron artículos en donde se analizaba en detalle cada apartado de esta proclamación, en próximas entradas iremos publicando dichos artículos a fin de hacer un análisis más profundo de ella.

Puedes descargar esta declaración desde aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada